El trabajo del detective privado. Tópicos y mitos.

El trabajo del detective privado. Tópicos y mitos.

El trabajo del detective privado: desmontando tópicos y mitos sobre una profesión necesaria socialmente.

«La información es poder». Esta frase, atribuida al filósofo Roger Bacon, se verifica en cada una de las facetas de la vida contemporánea. La gente miente, es un hecho, no es cuestión de descreer de todo y de todos, pero sí de afrontar la vida con una actitud crítica, y no confiar en aquellas personas de las que sabemos que han mentido antes o cuyos comportamientos nos pueden llegar a parecer sospechosos.

El detective, un «empleado» de la información.

El personaje de Sherlock Holmes logró desmitificar literaria y cinematográficamente el trabajo del detective privado (tanto individual como dentro de una agencia de investigación), limpiándolo también de una gran cantidad de falacias y consideraciones éticas negativas que no tienen una base cierta. Y es que el detective parte de una misma cuestión científica de la que inician su labor los investigadores, los periodistas, los hombres de ciencia, la policía y todo aquel que pretende desentrañar una maraña oculta para sacar a la luz una verdad objetiva.

Ese elemento fundacional de su trabajo es la duda. Sus herramientas son el escepticismo, la sospecha, cuestionarlo todo, no dar nada por sentado, dudar por ende de todo aquello que no cuadre, pero también de lo que tiene sentido, con el fin de seguir una segunda máxima filosófica relacionable con el trabajo del detective: «Solo sé que no se nada». La duda filosófica racionalista de Descartes es el elemento primario del detective.

El trabajo del detective Privado. Desmontando Tópicos y Mitos de la profesiónMantener una ética y reputación.

Sin embargo, al desarrollar el trabajo del detective privado se ha de mantener una ética, una integridad personal, una reputación profesional que pasa por no exceder ciertas limitaciones que, si bien pueden facilitar a corto plazo su trabajo y algunas de las tareas inmediatas, a la larga generará una mala consideración social tanto hacia él como hacia su empresa.

Por ende, seguir estos consejos éticos es del mayor interés para todo aquel que trabaje o tenga intención de trabajar como detective privado, una profesión que especialmente depende de la buena reputación profesional y de mantener un comportamiento cívico y moral intachable. Son, de hecho, un resumen del Código Deontológico oficial:

1. Las búsquedas siempre se harán por mandato de una tercera persona, no a iniciativa individual.

2. Deberá avisar al cliente cuando, valorando los costes de la operación sugerida, entienda que estos son excesivos para su capacidad económica o para el interés del asunto a conocer.

3. No podrá aceptar asuntos en los que tenga intereses contrapuestos. Esto sucede cuando un cliente quiere encargar la búsqueda de una información que afecta a personas que hayan sido o son clientes previos.

4. Tendrá que rechazar los tratos y peticiones ilegales, o que se entienda van contra la administración de justicia.

5. Deberá mantener el sigilo y secreto profesional, tanto durante la relación profesional con el cliente como posteriormente.

Detectives Hélike

Licenciados en Criminología por la Universidad de Alicante. Detective Privado con Licencia. 1692. Asociado nº 947. Apdpe (Asociación Profesional Detectives Privados de España). Colegiado nº127. Colegio Oficial Detectives Privados Comunidad Valenciana. Profesor colaborador Universidad de Murcia. Miembro de Global Forensic Alliance. Profesor Escuela Superior Criminalística. Perito Informático. Título de Director de Seguridad. Título de Jefe de Seguridad. CEO en Hélike Detectives. Grupo E.D.A.

Deja un comentario